Frases del pueblo

Van Morrison - Duets Re-Working The Catalogue (2015)

jueves, 31 de diciembre de 2015

Pase lo que pase... ¡Feliz año!

Wake Me Up (Avicii) - 2CELLOS

jueves, 24 de diciembre de 2015

Una ayuda nunca viene mal

Seguramente siempre podrás encontrar a alguien que te eche una mano si tu canoa está a punto de hundirse.


¡Feliz Navidad!

sábado, 12 de diciembre de 2015

Los cien años de "Ojos azules"





Francis Albert Sinatra, Frank Sinatra, nacido en Hoboken (New Jersey) el 12 de diciembre de 1915. El mejor crooner de todos los tiempos.

I've Got You Under My Skin (Cole Porter) - Frank Sinatra

Frank Sinatra con sus amigotes del 'Rat Pack' Dean Martin y Sammy Davis Jr., acompañados por Johnny Carson, Quincy Jones y ‎Count Basie - St. Louis, 1965

That's Life (Dean Kay - Kelly Gordon) - Frank Sinatra

martes, 8 de diciembre de 2015

Canciones fetiche/ 15 - Recordando al viejo Chuck

Siempre me fascinó está canción del viejo Chuck Berry, el rey del rock, y quien diga lo contrario tendrá un problema conmigo.
Tiene que estar en La Taberna, de modo que la traigo aquí en dos versiones realmente excepcionales: la de una joven Emmylou Harris en directo con Hot Band en 1977, y la original del propio Chuck que Quentin Tarantino incluyó con buen criterio en su película estrella "Pulp Fiction".

Emmylou Harris y Hot Band (Rodney Crowell, John Ware, Emory Gordy, Hank DeVito, Glen D. Hardin y Albert Lee), 1977

Original de Chuck Berry, 1964

You Never Can Tell

It was a teenage wedding, and the old folks wished them well
You could see that Pierre did truly love the mademoiselle
And now the young monsieur and madame have rung the chapel bell,
C'est la vie, say the old folks, it goes to show you never can tell

They furnished off an apartment with a two room Roebuck sale
The coolerator was crammed with TV dinners and ginger ale,
But when Pierre found work, the little money comin' worked out well
C'est la vie, say the old folks, it goes to show you never can tell

They had a hi-fi phono, boy, did they let it blast
Seven hundred little records, all rock, rhythm and jazz
But when the sun went down, the rapid tempo of the music fell
C'est la vie, say the old folks, it goes to show you never can tell

They bought a souped-up Jitney, twas a cherry red 53,
They drove it down New Orleans to celebrate their anniversary
It was there where Pierre was wedded to the lovely madamoiselle
C'est la vie, say the old folks, it goes to show you never can tell

They had a teenage wedding, and the old folks wished them well
You could see that Pierre did truly love the mademoiselle
And now the young monsieur and madame have rung the chapel bell,
C'est la vie, say the old folks, it goes to show you never can tell
____________________________________

Nunca se sabe

Se celebraba una boda de adolescentes y los viejos les deseaban lo mejor.
Podías ver que Pierre realmente quería a la mademoiselle,
y ahora el joven monsieur y su señora han hecho sonar la campana de la capilla.
C'est la vie, dicen los viejos, lo que demuestra que nunca se sabe.

Amueblaron un apartamento vendido por Roebuck, con dos habitaciones.
La fresquera estaba llena de cenas, de televisión y cerveza de jengibre,
y cuando Pierre encontró trabajo, el poco dinero que trajo funcionó bien.
C'est la vie, dicen los viejos, lo que demuestra que nunca se sabe.

Tenían un tocadiscos hi-fi, chico, que ponían a todo volumen.
Setecientos discos sencillos, todo rock, rhythm y jazz,
pero cuando el sol se puso, el volumen se bajó también.
C'est la vie, dicen los viejos, lo que demuestra que nunca se sabe.

Compraron una furgoneta trucada, era rojo cereza del 53,
y la condujeron hasta Nueva Orleans para celebrar su aniversario.
Allí era donde Pierre se había casado con la hermosa mademoiselle.
C'est la vie, dicen los viejos, lo que demuestra que nunca se sabe.

Se celebraba una boda de adolescentes y los viejos les deseaban lo mejor.
Podías ver que Pierre realmente quería a la mademoiselle,
y ahora el joven monsieur y su señora han hecho sonar la campana de la capilla.
C'est la vie, dicen los viejos, lo que demuestra que nunca se sabe.
_________________________________


Este post ya estaba en La Taberna hace tres años. Lo recuperamos ahora para la serie fetiche. ¿Por qué? Porque nos apetece volver a escuchar al viejo Chuck y a nuestra querida Emmylou, la voz más afinada de este lado del Mississippi.

Entradas populares