Frases del pueblo

Van Morrison - Duets Re-Working The Catalogue (2015)

sábado, 23 de enero de 2016

Mira quién fue a llamar p... a la Zapatones


El PSOE tacha a Rajoy de antisistema y trilero.

Ayer, cuando Pablo Iglesias, líder de Podemos, lanzó el órdago a Pedro Sánchez postulándose como vicepresidente en un supuesto gobierno con el PSOE e IU, Rajoy, en una jugada maestra de gallego resabiado, soltó que, de momento, no se presentaría a la investidura porque no cuenta con los apoyos suficientes, pasándole así la patata caliente al pobre Sánchez, para ver si se pega la leche cuanto antes. Sánchez, cuyo sectarismo patológico debería hacerse mirar, se quedó de una pieza y comenzó a largar por esa boquita, y por la de su Secretario de Organización, el inefable César Luena.
¿No quería Sánchez ser presidente a costa de lo que fuese, incluso a costa de regalar diputados y senadores a los antisistema? Pues, aquí tiene una magnífica oportunidad para intentar demostrar que sirve para algo. Que no le pase nada: entre la jugada de Rajoy y la mano al cuello de Iglesias, que ya no oculta que se lo quiere merendar, este muchacho se va a caer con el todo el equipo.

LO QUE VA DE AYER A HOY

DECÍAMOS AYER:

Mariano Rajoy:
• "Gobernaremos si somos la lista más votada".
• "Evidentemente, me voy a presentar".

Pablo Iglesias:
• "No. No estaría dispuesto a formar parte de un Gobierno que no presidiera".
• "Es absolutamente improbable un pacto con el PSOE".
• "Nosotros no hablamos de sillones".

Pedro Sánchez:
• "No pactaremos con Podemos ni antes ni después de las elecciones".
• "Podemos es populismo".


PERO DONDE DIJE "DIGO"...:

Mariano Rajoy:
• El comunicado de la Casa del Rey anunciaba ayer tarde que Rajoy había agradecido el ofrecimiento del Rey de someterse a la investidura, pero que "ha declinado" hacerlo.
• "He decidido no presentarme 'todavía' porque no tengo los apoyos necesarios".

Pablo Iglesias:
• Iglesias estaría dispuesto a asumir la Vicepresidencia del Gobierno en un Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. Incluso ya ha "repartido" carteras ministeriales entre sus colegas, como por ejemplo un ministerio para En Común Podem, otro para IU y algunos más para miembros de la Ejecutiva de Podemos.

Pedro Sánchez:
• "Puede haber entendimiento". "Los de Podemos han modulado mucho su discurso".
• "Los votantes no entenderían que Pablo y yo no nos pusiéramos de acuerdo".

Mientras tanto, Rivera sigue intentando mediar entre PP y PSOE para conseguir de las dos fuerzas mayoritarias algún acuerdo, y Garzón espera que la oferta de Podemos sea "profundamente sincera", pobrecillo.

martes, 19 de enero de 2016

In Memoriam Glenn Frey

Se nos van muriendo los buenos.

Take it Easy (Jackson Browne, Glenn Frey) - Eagles, 1977
Canta Glenn Frey

New Kid In Town (Don Henley, Glenn Frey & J.D. Souther) - Eagles - Washington D.C., 1977

jueves, 14 de enero de 2016

El niño toma posesión


Están convirtiendo a España en un puro chiste.

El niño toma posesión

La diputada Carolina Bescansa entró ayer en el hemiciclo con un niño a cuestas, diciendo que ella tenía toma y su Dieguito también, y sobre todo, ¡lo primero!, pidió a los fotógrafos que le pusieran el píxel al niño. Lo asombroso, según comprobé de inmediato en las webs noticiosas y comprobará hoy el lector en la inmensa mayoría de periódicos, es que le hicieron caso. Yo le habría dicho a la madre Bescansa que el niñito trajera el píxel puesto de casa, o que lo dejase en la guardería del Congreso, donde tienen algunos preciosos. O aún mejor: que no se preocupara la buena madre que el bebé no iba a tener el más mínimo interés fotográfico. Pero el periodismo transige porque casi todas las noticias, y las fotos muy especialmente, les vienen ya redactadas de fábrica. 

La diputada Bescansa utilizó a su hijo de objeto propagandístico, sin que eso tenga nada que ver con la leche que mamó el cagoncillo, sino sólo, y escuetamente, con la burda estrategia comunicativa del partido Podemos, sistemáticamente basada en lo que llamaré a partir de ahora el anecdotismo, y que consiste en la usurpación de la realidad a manos de la simpleza. Cuando miembros de ese partido acuden a ver al Rey Felipe y le regalan 'Juego de tronos' (un folletín que han visto varias veces); o acuden a ver al presidente Rajoy y le regalan 'Juan de Mairena' (un libro del que no han leído ni las tapas), se apoderan de la crónica de un modo que causa rubor. Ni el serial televisivo ni las lecciones del maestro Mairena tienen nada que ver con la circunstancia en que fueron usadas, por más que la irrisoria vanidad de los petimetres pretenda elevarlos al rango de metáforas. De igual modo, obviamente, que la obscena ceremonia láctea que organizó la diputada Bescansa nada tiene que ver con su toma de posesión como diputada. 

Yo tendría interés en hablar seriamente de esas mujeres y hombres malcriados que como dice Elisabeth Badinter lo quieren todo: el poder y la teta; la luz y el píxel. También de la liga láctea y la mami chimpancé como modelo a seguir. Del Defensor del Menor, incluso, y sus labores. Pero la diputada Bescansa no lo merece. Lo que merece, sin más, es que el presidente Patxi López, en su primera medida de calado, le aplique la famosa jurisprudencia Celia Villalobos Candy-Crush y la sancione con 500 euros de multa por no estar al caso.
ARCADI ESPADA
El Mundo, 14/01/2016

lunes, 11 de enero de 2016

In Memoriam David Bowie

Vídeo original de Space Oddity - David Bowie, 1969

Life On Mars? - David Bowie

Heroes - David Bowie

Starman - David Bowie

Space Oddity

Ground control to major Tom
Ground control to major Tom
Take your protein pills and put your helmet on

Ground control to major Tom
Commencing countdown, engines on
Check ignition and may God's love be with you

Ten, nine, eight, seven, six, five,
Four, three, two, one, liftoff

This is ground control to major Tom
You've really made the grade
And the papers want to know
whose shirts you wear
Now it's time to leave the capsule
if you dare

This is major Tom to ground control
I'm stepping through the door
And I'm floating in a most peculiar way
And the stars look very different today

For here
Am I sitting in a tin can
Far above the world
Planet earth is blue
And theres nothing I can do

Though I’m past one hundred thousand miles
I'm feeling very still
And I think my spaceship knows which way to go
Tell me wife I love her very much
she knows

Ground control to major Tom
Your circuits dead,
there's something wrong
Can you hear me, major Tom?
Can you hear me, major Tom?
Can you hear me, major Tom?
Can you....

Here am I floating round my tin can
Far above the moon
Planet earth is blue
And there's nothing I can do.


Odisea espacial

Control de Tierra a Mayor Tom
Control de Tierra a Mayor Tom
tome sus proteínas y póngase el casco

Control de Tierra a Mayor Tom
comienza la cuenta atrás, motores en marcha
Compruebe el encendido y que el amor de Dios esté con Vd.

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco,
cuatro, tres, dos, uno, despegando

Control de Tierra a Mayor Tom
realmente ha pasado la prueba
y la prensa quiere conocer
de quién es la camiseta que viste
Ahora ha de abandonar la cápsula,
si se atreve

Aquí mayor Tom a base
estoy saliendo por la puerta
y estoy flotando de un modo muy peculiar
y las estrellas parecen tan distintas hoy

Por aquí
estoy sentado en un trasto de hojalata
muy por encima del mundo
La Tierra es azul (y/o triste)
y no hay nada que pueda hacer

Aunque más allá de 100.000 millas
me siento muy tranquilo
y creo que mi nave conoce que camino coger
Decidle a mi mujer que la quiero mucho,
ella sabe

Control de Tierra a Mayor Tom
sus circuitos están apagados
Debe haber algún problema
¿Me recibe, mayor Tom?
¿Me recibe, mayor Tom?
¿Me recibe, mayor Tom?
¿Me...

Estoy aquí, flotando alrededor de este trasto
de hojalata
muy por encima de la Luna
La Tierra es azul (y/o triste)
y no hay nada que pueda hacer.

El País
El Mundo
El hombre de las estrellas que llegó para salvar el pop

sábado, 9 de enero de 2016

Como contrapunto y punto final al despropósito de las cabalgatas: Pregúntenle a Jota

Ayer llevaba a mis hijos al colegio en el coche, todavía iban los dos con la cara llena de pústulas -deprimidos y despojados de toda esperanza vital a causa del desfile de los Reyes Magos en Madrid- y en las emisoras que fui poniendo en la radio (las que fueran) el tema nacional más importante de este país llamado España seguía siendo el mismo: la cabalgata.

España no se mueve y todos nosotros ahí arriba subidos todavía a la cabalgata. Meneando la pelvis y tirando caramelos. Como en esa inquietante escena de Apocalipsis Now en la que un jovencísimo Lawrence Fishburne se pone a bailar como loco el Satisfaction de los Stones en la patrullera, asediado por mil peligros y con rumbo incierto, sabiendo que los vietcong le están apuntando a la cabeza desde la orilla. 

En un país con 21% de paro, los líderes de opinión más avezados andan visiblemente preocupados por la cabalgata. 

En un reino donde cerca del 15% de los trabajadores ya es pobre, los espacios de discusión pública miran lo que hay sobre la carroza pero no lo que hay debajo. 

Sucede en el lugar donde 400.000 personas viven con menos de 332 euros al mes, donde más ha aumentado la brecha social entre los que tienen y los que no, donde el desempleo juvenil alcanza al 53% de los chicos de veintitantos que, en su país, querrían ser enfermeros o mecánicos o maestros o encofradores y a lo peor no lo son jamás. 

Jamás, jamás.

Vuelvo a casa desde el colegio. Mojo en la leche lo último que me sobra del roscón de Reyes y se me queda aquí atravesada la fruta escarchada. Es la imagen de esta refugiada que tengo frente a mí: una niña siria con un gorrito de lana. Los ojazos socavados como cráter de obús. Menudísima. Desnutrida. Lo dice un informe de Naciones Unidas sobre los refugiados: "Es inaceptable que decenas de miles de personas sobrevivan alimentándose de malas hierbas en las zonas sitiadas". 

Pero estos días toca cabalgata. 

Mientras hablamos de lo execrable del crimen, no contamos los muertos. 

Ladran, luego cabalgata.(...)

"No puedo evitar inclinarme hacia el lado de lo cotidiano, hacia el lado de aquellos, tanto da quiénes sean, a los que se humilla y se degrada", leo en el Breviario de la dignidad humana de Albert Camus que me ha regalado mi hermano Francisco

¿Quieren una historia inaceptable de Reyes? Pregúntenle a Jota.

Supe de Jota por una trabajadora social de Leganés que me citó estos días en la cervecería Melody para contarme su historia.

- No es para publicar.

- Descuida.

Jota vio la cabalgata por la pantalla, junto a su padre y su madre, en una casa sin calefacción y al borde del desahucio. El crío le escribió una carta a Papá Noël donde pedía "un travajo" para los padres. Y nada más. Dos líneas de carta con letra de borrachito. Me la enseña. Nos callamos. Se la guarda. Removemos las infusiones.

Jota tiene ocho años y sabe quiénes son los reyes. Vaya que si lo sabe. Porque le han contado lo que hay. Y sobre todo lo que no hay y por qué no lo hay. Aún está esperando el único regalo que pidió.

Enciendo el televisor. España no se mueve y todos nosotros ahí arriba subidos todavía a la cabalgata. Le importa mucho la cabalgata a Jota.
PEDRO SIMÓN - El Mundo, 09/01/2016

viernes, 8 de enero de 2016

Jamás, jamás, jamás

Yo, siempre con Savater. Ayer publicaba un artículo en El País titulado Ni podemos ni debemos que acababa con una oportuna cita de L'art de conférer de Montaigne: "Me es imposible tratar de buena fe con un tonto, porque bajo su influjo no sólo se corrompe mi juicio, sino también mi conciencia". Salvando la distancia entre aquellos tontos y los actuales, lo mismo llevo pensando yo desde que la noche del 5 de enero escribí un tuit sobre la ridícula cabalgata de Reyes organizada por el Ayuntamiento de Madrid. Más de 11.600 retuits a esta tierna hora de la tarde en la que escribo; más de 7.000 corazoncitos pulsados por deditos amables; no sé cuántos comentarios, chistes, insultos y memes; hashtag propio, vigoroso y viral; trending topic durante horas; comentarios en los principales programas de radio y televisión; referencias en varios telediarios; y, lo más asombroso, un eco transversal en la llamada prensa de calidad. 

A todos los que me han escrito o llamado para darme ánimos y apoyarme ante las hordas tuiteras de la dogmática y adánica alcaldesa madrileña, les he contestado de la misma manera: pero si esto está siendo interesantísimo, la experiencia perfecta para entender una de las verdades de nuestro tiempo: Twitter es un vertedero, la tumba de la inteligencia. 

No me refiero únicamente a los comandos organizados que alimentan los circuitos del odio durante horas sin descanso. Toda operación revolucionaria necesita soldados rasos suficientemente ignorantes y entregados como para perder la vida, que hoy es el tiempo, en estériles maniobras de acoso y derribo. Y nuestros chavistas ibéricos cuentan con un ejército. Esto es duro de reconocer para los que consideramos que España no es diferente ni los españoles especialmente cainitas, guerracivilistas o envidiosos. Hay un sector, reconcentrado y activo, que sí lo es. Y con él hay que lidiar. Es el que responde con automatismos a los estímulos más romos. El que lee "chica del PP" y entiende: corrupta, facha y pija. Odia a los pobres (quería estar en la tribuna VIP), detesta a los gais (de ahí sus críticas a la túnica rosa de Gaspar), aborrece a los negros (a los que nosotros, paradójicamente, ponemos a tocar una kora africana en plena Era Obama) y desprecia a las mujeres (porque el auto odio no es patrimonio exclusivo del constitucionalista catalán). Ah, y, por supuesto, es una integrista religiosa, porque para qué preguntar si cree mucho, poquito o nada, no vaya a ser que en esto también esté con Savater. Que lo estoy. 

Con estos tontos no hay nada que hacer. No interesan ni como objeto de bloqueo. 

Más relevante me parece lo que está ocurriendo fuera de los círculos del sectarismo podémico, en las cumbres de la política y el periodismo. Viejos y nuevos. La pérdida no ya de calidad sino de capacidad básica de comprensión e interpretación es asombrosa. Como si la restricción de caracteres impuesta por Twitter hubiera impuesto una restricción mental equivalente: la obligación de prescindir de la ironía, del humor y del matiz; de las referencias literarias, más o menos veladas, y de las figuras retóricas, incluidas las más evidentes como la hipérbole o la repetición. Jamás, jamás, jamás. Estos días me han preguntado, con toda seriedad, qué tal está mi hija y si algún día lograré perdonar a Carmena. También he leído que mi tuit forma parte, incluso encabeza, "una ofensiva del Partido Popular". Y esto en el mismo periódico que hace pocas semanas me calificaba, con amabilidad, de "heterodoxa" en su portada. Por no hablar del delirio al que han llegado algunos sabuesos digitales, que detectan una conspiración política de gran alcance orquestada desde Faes. ¡Uy, qué morbo! 

Sí, Twitter está arrasando con la política y el periodismo cultos, esforzados, incisivos e inteligentes. Y, sin embargo, no por ello vamos a dejar de usarlo. Que los tontos no corrompan nuestro juicio ni nuestra conciencia. Seguiremos dialogando. Como si del otro lado estuviera siempre Montaigne. 
CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO - El Mundo, 08/01/2016 

Entradas populares